miércoles, 22 de noviembre de 2017

GUERRA EN LA UNIVERSIDAD MANCHEGA


GUERRA EN LA UNIVERSIDAD MANCHEGA

Los estudiantes manchegos están en pie de guerra. De una guerra entre el Rectorado de la Universidad y la Consejería de Educación,- Universidad versus Junta-, en la que los estudiantes son como siempre carne de cañón, la fiel infantería de pocas causas propias y muchas ajenas. El espíritu rebelde de los pocos años, la incapacidad para apreciar matices entre el blanco y el negro, la facilidad para montarse la fiesta a costa de lo que sea; todo eso aprovechado hábilmente por quienes por intereses personales y políticos ven en esta masa de inconformismo la materia prima para montar la algarada ya sea para protestar por esto, por lo otro, por aquello o por lo que vendrá.

En la Universidad manchega hay problemas desde su misma creación, desde que  los criterios políticos se impusieron a los estrictamente académicos. La Universidad manchega es un pozo sin fondo donde cada vez entra más dinero y sale menos calidad. Los famosos recortes de Cospedal siguen siendo arma arrojadiza  y el Rector Collado que en su campaña de reelección daba por buena y muy sólida la situación económica, amenaza ahora con suprimir becas, dejar de contratar personal docente y administrativo y reducir el presupuesto para investigación si la Junta no aumenta hasta 160 millones los 140 que se contemplan en el borrador de los Presupuestos de 2018. En la otra parte, el portavoz de la Junta Nacho Hernando pide al Rector que deje de “chantajear y meter miedo” y le pregunta que si es que tiene algún agujero que no se conozca y le amenaza con una auditoría del Tribunal de Cuentas.

Habría que preguntar a ese Tribunal de Cuentas que nos dijera cuánto cuesta sacar un Diplomado en la Universidad manchega en relación a otras Universidades, históricas o creadas al amparo de las CCAA. La disgregación territorial de la Universidad de Castilla La Mancha, dividida en cuatro campus, Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo, con otras dos sedes en Almadén y Talavera y el campus de Guadalajara dependiente de la Universidad de Alcalá, supone un coste administrativo, de gestión y mantenimiento así como de personal funcionario, laboral y docente que tenemos que soportar los castellano manchegos solo porque los caciques políticos de los años ochenta querían Universidades y Hospitales a la puerta de su casa. Ya no es solo que haya esta disgregación territorial sino que ahora se impone la académica. Albacete tiene Medicina y Ciudad Real que es la sede no va a ser menos, también Medicina. Las antiguas Escuelas de Maestros y Enfermeras ahora convertidas en Facultades, también una por provincia, Derecho en Albacete y Ciudad Real, otras con igual cometido pero con nombres distintos repartidas por varios campus etc. Etc. Todas las sinergias que acarrearía la concentración echadas a perder por la cortedad de miras y la ambición de los políticos de aldea que caracterizan a esta Región.

En la Universidad manchega cuesta más dinero sacar un titulado que en otras Universidades españolas y además con una producción muy superior en algunas especialidades a la que la sociedad demanda, por lo que no solo sale cara sino que es una fábrica de parados, aparte de no figurar apenas en los ranking de calidad entre las Universidades españolas y europeas. Pero a los estudiantes se les calienta la cabeza con otras cosas, sobre todo con la amenaza de reducir las becas. Los estudiantes no indagan en las cuestiones políticas ni en cómo se gasta el presupuesto ni en si hay más o menos medios dedicados a investigación, ni si el Rector Collado tiene buenas o malas relaciones con Page y sus socios podemitas. Por suerte, la participación de los estudiantes en esta guerra política ha sido menos numerosa de lo esperado, no porque las manifestaciones fueran convocadas por la NNGG o porque hubiera un frente de jóvenes socialistas defendiendo la política de Page sino porque a unos y a otros se les empieza a ver el plumero y hay quien ha elegido la calle y muchos más los que se han quedado estudiando, que es su oficio.


La ambición de los políticos de aldea que gobiernan Castilla La Mancha ha llevado a  la Región a contar con la formación universitaria y la sanidad más caras de España. La mayor disgregación universitaria y la mayor concentración de hospitales conocidos en España, sirvan o no a los intereses de los castellano manchegos pero sí al de sus gobernantes. Y mientras tanto, a pagar impuestos, que en Fuensalida saben cómo darles aire.



miércoles, 15 de noviembre de 2017

PUIGDEMONT Y PAGE, DOS HUÍDOS DE LA REALIDAD






PUIGDEMONT Y PAGE, DOS HUÍDOS DE LA REALIDAD


Crece como hongos la opinión de quienes creen que Puigdemont está fuera de este mundo, en Babia, en la luna de Valencia, en la inopia, en el limbo, en una realidad que ya no se corresponde con la que actualmente se vive en España. Puede que lleven razón. Hay un dicho muy castizo que asegura que “el camino se acaba pero el tonto sigue” y no creo yo, en mi humilde opinión, que el camino de “Cocomocho” tenga otro recorrido que no sea el que conduce a Alcalá Meco. Puigdemont sabrá seguramente que allí se acaba el camino, pero él sigue dando la vara, apoyado por doscientas varas de alcalde, nunca mejor consideradas como armas, que éstos tuvieron que facturar camino de Bruselas por temor a que hicieran de ellas el mismo uso que en sus respectivo ayuntamientos.


Hay cuatro apuntes que yo haría de lo que el Gobierno debe acometer en un plazo cortísimo para solucionar males futuros. 


El Gobierno debería elevar una protesta ante el Gobierno de Bélgica por permitir que un prófugo de la Justicia española se permita organizar manifestaciones y actos públicos antiespañoles en la capital belga. Igualmente, el Gobierno debería impedir que un prófugo de la Justicia española pueda presentarse a unas elecciones en España y que organice su campaña en territorio belga. Puigdemont no puede tener el mismo tratamiento que Junqueras y otros investigados, unos dentro y otros fuera de la cárcel. Al menos ellos dieron la cara y están organizando su defensa con los medios a su alcance dentro de España. No están condenados luego tienen todos los derechos civiles que cualquier otra persona. No en cambio Puigdemont, que está fugado y con orden de busca y captura. Este sujeto no debería intervenir en un proceso electoral a menos que volviese a España y respondiera de sus actos ante la Justicia como ha hecho los demás. Una campaña electoral dirigida desde Bruselas y con lo que ahora se conoce de interferencias rusas y venezolanas en las redes, solo puede perjudicar la imagen de España y poner en cuestión por demasiado garantistas la Constitución y las Leyes.


Los efectos del 155 siguen siendo una quimera mientras los medios de comunicación sigan reconociendo y defendiendo el “Gobierno legal de la República Catalana”. A los medios privados se les ha acallado cerrándoles el grifo al que les tenía acostumbrados la Generalidad. Pero quedan atrincherados los medios públicos, TV3 y Cataluña Radio, que siguen intoxicando al personal y difundiendo mentiras y soflamas contra la opresión española y sus presos políticos. Mientras no se intervengan estos dos medios públicos no podrá garantizarse la neutralidad en el proceso electoral. En la misma situación, aunque se trate de entidades civiles, deberían vigilarse sus actos e investigarse su financiación para colocar  fuera de la ley a Omnium Cultural y ANC, que son parte importante en la estrategia y logística del movimiento independentista.


El tercero de los apuntes pasaría por aconsejar a quien proceda que harían un gran favor a España aplicando a Junqueras y Cía. el mismo tratamiento que a Forcadell y su tropa. El victimismo que Junqueras busca como apoyo a su campaña si sigue en prisión es darle un trato de favor sobre otros candidatos que concurren a elecciones con un programa de gobierno, que de eso se trata en Cataluña, de volver a la normalidad gobernando para todos los catalanes, no de convertir en plebiscitarias una selecciones en las que los buenos estarían en prisión o exiliados mientras que los malos serían los inquisidores, franquistas y demás calificativos.


Por último, sin una purga en el sistema educativo catalán, allá donde se demuestre que ha habido adoctrinamiento e intoxicación en las aulas, no se cortará el cáncer que se extiende por las escuelas catalanas, no tanto en las ciudades como en el medio rural donde la presencia de España es prácticamente nula.


También crece como los hongos la opinión de que García-Page está huido de la realidad castellano-manchega. Entre los malos consejeros, de los que sospechan de puertas adentro en el mismo PSOE y la presión a que está sometido por quienes le mantienen en Fuensalida, lo cierto es que Page deambula por la geografía manchega convertido en un “don promesas”, diciendo a la gente lo que quiere oír pero alejándose cada día más de quienes, dentro o fuera de la región, le pueden mantener en la poltrona.


Ha aparecido por Yeste a limpiar su mala conciencia y engañar de nuevo a los afectados por el incendio ofreciendo –a TRAGSA- 500.000€ para la recuperación medioambiental y arreglo de infraestructuras dañadas. A TRAGSA y a otras pequeñas empresas montadas en torno a la Consejería que se comerán el presupuesto sin que los directamente afectados en sus propiedades y negocios  tengan ayudas directas y compensaciones. Bono hizo lo mismo en 1994 cuando prometió  dos mil millones , de los cuales los vecinos de Yeste apenas vieron las sobras.


En Albacete se decanta por defender al bando susanita en  el Congreso Provincial frente a los que dominan el futuro del Partido, los sanchistas, que animados por las posibilidades futuras del líder están en pie de guerra contra el viejo aparato plagado de corruptos y parásitos. Page se inclina por quien no le va a poder dar nada y se enfrenta a quien puede mantenerlo. Si en su peregrinación por las nubes perdiera, que es muy posible, la opción de gobierno en las próximas elecciones, su cadáver político será pasto de los buitres, muchos de ellos de los que ahora le adulan.


jueves, 9 de noviembre de 2017

EXAMINADORES Y OTRAS PESADILLAS DEL PERMISO DE CONDUCIR






EXAMINADORES Y OTRAS PESADILLAS DEL PERMISO DE CONDUCIR

Me hago eco de las quejas de todas las partes relacionadas con el farragoso asunto de obtener el permiso de conducir, autoescuelas, alumnos y examinadores. Es mucho lo que se ha escrito sobre esto pero no quiero contaminarme de ello y simplemente voy a decir lo que desde hace tiempo pienso al respecto.

El permiso de conducir es algo que debería ser obligatorio y exigible en cualquier tipo de actividad profesional, en un país como el nuestro que es el cuarto mundial en número de vehículos por cada 1.000 habitantes, 480; por detrás de Italia, 600; Alemania, 510 y Francia, 495 y por delante del país de los coches, Estados Unidos, con 439 o Japón con 450.

En los programas de educación primaria y secundaria se debe implantar como materia obligatoria la educación vial, con todos los conocimientos sobre la misma que se imparten en las autoescuelas y que permita en el segundo nivel, la ESO y una vez superadas las evaluaciones y haber cumplido la edad de 16 años, obtener lo que ahora se conoce como el “teórico” del permiso de conducir.



A partir de ese momento se debería facilitar el acceso a la segunda fase, el “práctico”, sin que ello suponga un desembolso para las familias ni un negocio para la Administración  ni para las autoescuelas, de cuyas irregularidades y picaresca podría escribirse una enciclopedia si es que ya no está escrita.

En los tiempos que vivimos ya no sirve la escusa de que es un sector que mueve tanto o cuanto o que mantiene tantos o cuantos puestos de trabajo. En España hay en torno a 9.000 autoescuelas que dan  trabajo a unas 36.000 personas y mueve alrededor de 20 millones de Euros. Cualquiera de las reconversiones industriales se llevaron por delante muchos más puestos de trabajo pero fueron necesarias para seguir siendo competitivos. En este mundo que se mueve tan rápido lo que hoy está en plena actualidad mañana estará obsoleto y en desuso y los modelos de producción deben adaptarse a lo que la sociedad demanda en cada momento. 



La mecanización, la robotización, la informatización y otros elementos de producción de nuestra época nos abocan a una reconversión continua de los sectores productivos y en el caso que nos ocupa, el sistema de obtención del permiso de conducir ha quedado obsoleto por cuanto que una necesidad imperiosa de la sociedad se ha convertido en un calvario para los miles y miles de solicitantes y sus familias,  un negocio para el igualmente obsoleto de las autoescuelas y una fuente de ingresos para la Administración que ya tiene a los contribuyentes españoles cosidos a impuestos. El Estado debe encontrar otra fórmula para capacitar a sus jóvenes en un modelo de formación integral en la que la informática, la economía básica o el permiso de conducir, entre otros,  sean imprescindibles.

De la movida de los examinadores y su irresponsabilidad también se ha escrito bastante.  Posiblemente en lo único en que lleven razón sea en la adecuación de su plantilla a la demanda de solicitantes del permiso de conducir y en esto como en otros casos de la Administración, el Gobierno no parece que esté muy preocupado por la efectividad de la Administración Pública de cara a sus administrados. Por lo demás, los examinadores son unos funcionarios más, con unos sueldos y complementos como cualesquiera otros funcionarios según su categoría. La ventaja de estos es que se han constituido en grupo de presión copiada de colectivos como los controladores aéreos, maquinistas de Renfe etc. y no vendría mal recordar cómo un Ministro socialista nada sospechoso ideológicamente, José Blanco,  puso en solfa a los controladores.

Como anécdota cabría destacar que si  el permiso de conducir se hubiera podido obtener en los Institutos o en la Universidad, ahora tendríamos un Delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, que podría desplazarse de su casa al trabajo o a comprar en Mercadona conduciendo su propio vehículo; pero como no dispone de carnet de conducir,  se ve obligado a permanecer de por vida en la cuestión política aunque solo sea por el transporte en coche oficial.


sábado, 4 de noviembre de 2017

PAGE NO QUIERE A ALBACETE






PAGE NO QUIERE A ALBACETE

El pasado fin de semana se ha celebrado el XI  Congreso Regional del PSOE en el que García-Page ha impuesto la lista de los cincuenta y un miembros de la Ejecutiva regional.
Anoche, en la tertulia“ Calle Ancha” de Visión 6 se debatió sobre este asunto y no viene mal ampliar en el papel lo que la escasa duración de la misma no permitió hacer de palabra. El Congreso regional del PSOE, que sucede al nacional y precede a los provinciales y locales, ha dado por buena con una gran mayoría la lista presentada por Page para su nueva Ejecutiva.

Pero no todos son alegrías después de los aplausos. Después queda un poso de insatisfacción que solo la disciplina hace acallar pero que corroe los cimientos de la formación. Page ha optado por prescindir de todo lo que su opositor en primarias, José Luis Blanco y su equipo hubieran podido aportar como una entrada de aire fresco en ese contaminado ambiente que se respira en el socialismo manchego. En la política española, comentaba un compañero de tertulia fuera de micrófono, el que pierde es barrido sin misericordia; perder es desaparecer. Lamentablemente es así y con ello se perpetúan los aparatos y dificultan la renovación generacional y la misma regeneración de las formaciones políticas,  donde el poder y la permanencia en el mismo invitan a sentir como propio lo que es de todos y a utilizarlo consecuentemente a su servicio. Page ha despreciado un 30% de aire fresco y acabará ahogándose en ese bosque de árboles casi secos que apenas producen oxígeno, el viejo aparato.

El que apostó su suerte al futuro de Susana
Otro detalle de fingida modernidad pero de manifiesta injusticia es la cacareada paridad, la moda del “fifty fifty”,  cuya resultante aquí es de un veinticinco veinticinco. Ciertamente la diferencia entre el número de mujeres y de hombres en la población española es mínima, 51% de mujeres, 49% de hombres, pero ¿alguien en el PSOE manchego ha pensado en que llevar esto a la práctica es un absurdo y sacrifica la capacidad de muchas personas, hombres o mujeres, en aras al absurdo equilibrio impuesto por las corrientes feministas, que infravaloran las posibilidades femeninas y las limitan a un 50%? ¿Por qué no puede haber treinta hombres y veinte mujeres o viceversa?, ¿acaso no van a estar mejor representados por cincuenta personas inteligentes, del sexo que sean, que por una parte de inútiles de cupo?. En el PSOE quieren ser modernos abrazando todas las corrientes de moda sin darse cuenta que con ello sacrifican a mucha gente válida que no cabe en el encaje.

El título del artículo es una afirmación de lo que pienso respecto a Page y a esta tierra. Page es toledano y ya sabemos que los toledanos se creen que han sido paridos por mejor sitio y el ombligo del mundo está en Zocodover. Es notorio el desprecio que los toledanos sienten hacia la periferia y en el caso de Page por aquellos lugares en los que su candidatura ha salido rechazada.

Albacete, la gran perjudicada
En el Gobierno de Page no hay nadie que proceda del socialismo albaceteño, lo cual ya supone una afrenta para Albacete,  que de las dos Vicepresidencias y ocho Consejerías no haya recaído ninguna en un albaceteño. Es curioso también que en la nueva Ejecutiva la presencia de Albacete haya quedado reducida a las tres Secretarías de menos importancia entre las doce de primer rango y cinco Secretarías de segundo rango igualmente insignificantes por su función, cometidos y presupuesto.

Page me recuerda a un gobernador civil de Cuenca que luego fue ministro, López y López, “Don Promesas” y me recuerda también un refrán muy castellano que dice que no es lo mismo prometer que  dar trigo. Viene a Albacete y se deshace en promesas, de hecho, el hospital paso de “nuevo” a “modernizado” pero para el año próximo apenas hay presupuesto para acometer la modernización y en este año el capital invertido ha sido dando prioridad a los accesos y no a las cochambrosas y tercermundistas habitaciones de tres enfermos, llenas de visitantes descontrolados con riesgo de traer o llevarse más malo que bueno.

Comentaba también otro de los  tertulianos que el mayor problema de Page radica en sus consejeros, que le están desfigurando la realidad, centrados únicamente en la supervivencia del jefe que les asegure la suya propia. Page igual que Cospedal ha estado muy mal aconsejados. A Cospedal los validos provinciales, aquí Antonio Serrano y Cía. Le hacían ver una realidad distinta a la que era y aún a la vista de que la Administración manchega fue creada a imagen y semejanza del dictado del dios Bono, no le trasmitieron la realidad de que tanto en la enseñanza como en la sanidad no hacían sino poner palos en las ruedas. ¿Page está mal aconsejado?, puede ser y en ese caso se juntaría el rio con la rambla, porque no sé que será peor si el mal consejo o la necesidad imperiosa de contar con el mismo.

Sea como fuere, Page no derramaría una lágrima por Albacete siquiera para llenar  los pozos de sequía que quita a los manchegos para vender a los murcianos. Page es un mentiroso que necesita repetir sus mentiras para que un sector de la gente se las crea. Engañó a su electorado al no decirles que metería en su gobierno a la célula venenosa de Podemos, que intenta destruirle a él, al Estado nacido en 1978 y a la España unida que todavía  tenemos. Nos engañó a los albaceteños con el hospital y con el agua. A Page solo le interesa el sillón de Fuensalida porque fuera de él no hay vida en la que afianzar su futuro; es un “chupóptero” del presupuesto y no reparará en prescindir y abjurar de todo lo suyo para mantener “lo suyo”.


miércoles, 25 de octubre de 2017

EL CULEBRÓN CATALÁN




EL CULEBRÓN CATALÁN

Hay noticias que en otras ocasiones llenarían durante días las portadas y darían pábulo a editorialistas y columnistas, Caso Gurtel, Cueva de Alí Babá andaluza, incendios en Galicia, aumento de la violencia de género, etc. En otras ocasiones digo, porque en estos días el culebrón catalán -lo más parecido al “Sálvame” de la cinco- llena de tinta los ríos que deberían bajar llenos de agua. 

Ya empieza uno a estar harto de este juego del ratón y el gato. “Si eres bueno Puigdemont me olvido de lo malo que fuiste.- No soy yo el malo, dice el otro, es el Estado opresor el que no entiende a Catalunya.- Si entendemos a Cataluña, apostilla el primero, es que tú te has salido de madre, de la madre Patria y madres solo hay una.- Que no, Mariano, que madres hay dos, una que nos cobija y nos protege, Catalunya y otra que nos odia, nos roba  y nos abandona, Espanya.- Y entonces, en eso de la independencia, dice Mariano, ¿dónde estáis, en el sí, en el no o en el limbo?.- En el sí pero no, más bien luego, si acaso, es que es por lo del diálogo, le responde Cocomocho.- ¿qué diálogo ni qué puñetas?, grita Mariano golpeando primero y acariciando después la mesa del despacho.-

Así  empezaron
Suena el teléfono y se oye al otro lado: Oye Mariano, que digo yo que si Cocomocho convoca elecciones nos quita un peso de encima, porque claro, a ver quién convence a mi  Margarita de que el 155 es legal y oportuno en esa tesitura; además Riverita saltaría de contento y no digamos de Miquel Iceta.- Pues creo que sí, Pedro, pero el del mocho solo habla de diálogo y de tú a tú,  conmigo, con el Presidente del Gobierno de España, ¿qué te parece?.- Pues que hay que darle una oportunidad, Mariano, que nos quitamos el muerto de encima y que lo arreglen los jueces. Vamos a invitarle a que vaya al Senado y se explique; mira, le ponemos un reportaje del patio de Alcalá-Meco con toda la chusma y de una de las celdas de castigo con las paredes pintadas de rojo y gualda y cada hora sonando el himno nacional, verás cómo se vuelve a Barcelona y convence a tirios y troyanos de que lo mejor son elecciones; lo tenemos a huevo, Mariano, a huevo.-

Marca Mariano pausadamente el teléfono y al oír “sí, Presidente” frunce el ceño y dice: Oye, Pío, vas a invitar a Puigdemont a una visita turística al Senado y de paso le das la oportunidad de que explique a los senadores qué es eso del sí y el no y el entre tanto, a ver si ya se decide a convocar elecciones y nos quitamos de encima  este calvario, que ya me hierven los sesos de tanto darle a la cabeza de por dónde saldrá el jodido éste y cómo atajarlo.-

Así terminarán
Suena al rato el teléfono: Sí, dime Pío.- Pues mira Presidente, que me dicen del Gobern que Puigdemont mañana tiene unas butifarras con los payeses del Valle de Arán y el miércoles confesión general con el abate de Montserrat. El jueves podría venir pero le ha dicho la del desodorante (entre nosotros, esa tía es un antídoto contra la lujuria) que primero Parlament y luego si sobra tiempo lo del Senado opresor y que podría venir el viernes por la tarde porque por la mañana preside otra gran manifa por la libertad de los “Jordis”; que si podemos retrasar lo del Senado hasta la semana próxima porque si no, el sábado convoca al Parlament y a lo mejor les invita a votar lo que nosotros no queremos. ¿Qué hacemos, Presidente?.- Bueno, bueno, dice Mariano pasándose la mano por la barba, hoy es martes, Pío, ya veremos mañana o pasado, a lo mejor anula algún compromiso y se decide a venir; si acaso, veremos qué es lo que hace el sábado y luego… pues luego decidimos …”

Así llevamos mes y medio y yo al menos estoy hasta los mismos de este culebrón, cuyas conversaciones anteriores imagino y que parece que cada día se escribe el capítulo de lo que el respetable y los medios están esperando; sobre todo los medios de comunicación y los tertulianos a sueldo, que no se van a  ver en otra. A ver si de una vez se hace caso a lo que dijo en Rey, en Madrid y en Oviedo y se pone a los traidores en su sitio que no es otro que la cárcel; se pone orden en las escuelas y en la TV3 y la gente vuelve a vivir como vivía años atrás, sin predicadores, salvapatrias, ladrones y “putas mal folladas”, como se autodefine alguna. Que sí, Mariano, o acabas con el culebrón o el culebrón acaba contigo, que la paciencia tiene un límite.